X

Terminos y CondicionesLas imágenes incluidas no son vinculantes por ser meramente ilustrativas. Dado que el proyecto se encuentra en una instancia preliminar de su desarrollo, la documentación definitiva de arquitectura que define las características finales del proyecto depen- derá de los requerimientos de las autoridades para autorizar la construcción y terminación del proyecto y de la disponibilidad de materiales y proveedores, entre otros factores, siendo tarea del Organizador y/o Fiduciario realizar todos los cambios que sean necesarios para poder concluir la obra cumpliendo con las características generales del proyecto y los estándares de terminación previstos en esta etapa de avance. Tratándose de un fideicomiso al costo y no de una compraventa, los materiales y obras que se reciban serán los que efectivamente se paguen. Todo mayor costo y todo ahorro que se produzca en el proyecto se verá reflejado en los aportes de fondos requeridos a los fiduciantes-beneficiarios.

  • Antes palacios, hoy emprendimientos de lujo.

    24.11.2016         MÁS INFO

    Belén Fernández - Ambito Financiero.

    A la hora de captar a los clientes ABC1 los amenities juegan un papel determinante. Su sofisticación es una carta de diferenciación a la hora de emprender un proyecto y llegar a concretar una venta. Pero si de diferenciarse se trata, los desarrollos que contiene un palacio histórico parecen no tener competencia.

    Hoy los desarrolladores buscan diferenciarse y ofrecerles a sus inversores no sólo amenities de lujo, sino una ubicación privilegiada y hasta ser parte del patrimonio histórico de la Ciudad de Buenos Aires. Algo que hace rato parecen haber adoptado los principales hoteles. Por ejemplo, el Four Seasons se construyó en los jardines del Palacio Álzaga Unzué. Otro caso famoso es el del actual hotel Park Hyatt, que funciona en lo que fue el Palacio Duhau, en la avenida Alvear entre las calles Rodríguez Peña y Montevideo. Pero ahora los palacios llegan a las viviendas, para que sus propietarios se sientan como a principios del siglo pasado.

    ROCCATAGLIATA

    Sin dudas una de las construcciones que ha estado en el centro de la polémica es el Palacio Roccatagliata. En diciembre de 2014 se anunció el comienzo de las obras de este emprendimiento de lujo que se erige en los terrenos delimitados por la avenida Ricardo Balbín, Franklin D. Roosevelt y Zapiola, corazón de Coghlan.

    Si bien el proyecto comenzó a escribirse en 2011, estuvo años parado por la denuncia de vecinos y de asociaciones proteccionistas. La idea de construir dos torres alrededor del palacio histórico generaba ruido entre los vecinos y amantes de la arquitectura.

    El edificio, actualmente en construcción, contará con una torre de 27 pisos denominada "Sky View" y otra de 13 plantas "Palace" en las cuales se incluirán estudios y unidades de 1, 2, 3, y 4 ambientes con dependencias que van desde 42 m2 a 380 m2. El valor de venta es aproximadamente de u$s2.900 el m2 y la inversión totalizará cerca de los $650 millones. Así, por ejemplo, un monoambiente de 39 m2 se comercializa a u$s117.000.

    El palacio, que fue construido a principios de 1900 por pedido de Juan Roccatagliata, dueño por ese entonces de la mítica confitería El Molino, es el centro de atenciones de los compradores, que buscan un diferencial. Es por eso que el precio del m2 es de los más altos en la zona. Es que quienes invierten en este emprendimiento saben que una vez finalizado el valor ascenderá aún más a precios similares a los de Barrio Norte.

    PALACIO PAZ XXI

    Otro de los emprendimientos que surgen con fuerza es el Palacio Paz XXI. A diferencia del Roccatagliata, este desarrollo parece haber empezado con el pie derecho. El Palacio Paz, ubicado frente a la plaza San Martín, fue una de las residencias más grandes y lujosas de la Ciudad de Buenos Aires. El propio José C. Paz la mandó a construir cuando aspiraba a ser presidente de la Argentina. El palacio, que perteneció a una de las familias más aristocráticas del país, fue declarado Monumento Histórico Nacional el 21 de julio de 2014 y desde 1938 es sede del Círculo Militar.

    Este tipo de emprendimientos viene a romper con todos los moldes. Al igual que en el Roccatagliata, se busca poner en valor el palacio y ofrecerles a los inversores un proyecto irrepetible por su ubicación, calidad arquitectónica y por supuesto por el actor interviniente: el Palacio Paz. En un almuerzo exclusivo con un reducido grupo de periodistas, la desarrolladora Real Estate Developers explicó que se trata de un edificio de 11 pisos y 3 subsuelos con 94 unidades residenciales o estudios profesionales. Además contará con tres locales comerciales y 57 cocheras cubiertas. Está previsto que en octubre de 2018 la torre esté finalizada.

    "El nuevo edificio tenía que ser una muestra de contemporaneidad que no compitiera con la historia del Palacio Paz, sino que la complementara", sostiene al describir el proyecto Fernando Sánchez Zinny, socio director de RED. Además explicó que "el Círculo Militar también será el dueño y administrador de un gimnasio, donde habrá una pileta de natación y un espacio de musculación". Lo cierto es que este novedoso edificio se desarrollará donde hoy funciona el anexo del pabellón de deportes del Círculo Militar.

    "El proyecto está estructurado como un fideicomiso al costo en pesos desde los $65.000 (u$s4.200) por m2. Quien ingrese ahora al proyecto debe aportar el 55% del costo estimado y el saldo se paga en 23 aportes mensuales y ajustables por el costo de obra", explicó Alejandro Reyser, gerente comercial de RED, Real Estate Developer. Hoy, a apenas meses de haberse anunciado, ya tienen un 85% de unidades suscriptas.

    INVERSORES

    El perfil de los compradores que se inclinan por este tipo de emprendimientos es de personas que por lo general entienden que proyectos como éstos no surgen frecuentemente y no quieren perderse la posibilidad de participar. "Son personas que apuestan a la alta valorización de las unidades una vez terminadas. Asimismo, hay un grupo de personas que han comprado para uso propio. Es un perfil selec-

    to que pertenece al segmento ABC1 de la población", explicó Reyser.

    No hay dudas de que quienes se inclinan por este tipo de propiedades es porque están convencidos de que se trata de una inversión rentable. "No sabemos cuál es el techo, porque no hay proyectos comparables. Si nos guiamos por casos similares en la Ciudad de Buenos Aires, la valorización será muy importante", concluyó Reyser.

  • Estilos en pugna en el Palacio Paz.

    11.10.2016

    Miguel Jurado - Suplemento ARQ del diario Clarín - 11 de octubre 2016.

  • Construcción señorial que se renueva y moderniza.

    08.10.2016

    Azalía Rivero Pomarino - Diario La Nación - 8 de octubre de 2016.

  • El patrimonio, un recurso no renovable.

    03.10.2016         MÁS INFO

    Alicia de Arteaga - La Nacion - 3 de octubre de 2016.

    ¿Cómo una casa construida a mediados del siglo XX por encargo de un odontólogo platense puede conquistar la portada de los diarios del mundo? Muy simple: por las razones del patrimonio, recurso no renovable y la mayor ancla para el turismo, que mueve 1300 millones de personas por año.

    El dato no es menor y recuerda la repercusión lógica de la incorporación de la Casa Curutchet, proyectada por el suizo francés Le Corbusier, al listado del patrimonio de la humanidad. Esa "chapa" garantiza visitantes de todas las latitudes, como ocurre con las obras del arquitecto Palladio, en Vicenza.

    Dos extremos de la misma historia, porque el patrimonio se hereda, como el Coliseo romano o la torre Eiffel, o se crea, como sucedió con la pirámide del chino Pei en el Museo del Louvre o el edificio inteligente diseñado por Norman Foster que es hoy sede del gobierno porteño en Parque Patricios.

    Edificios con historia, diseños con firma y palacios memoriosos ganan posiciones entre los viajeros y suman razones a la hora de elegir un destino. El mejor ejemplo sigue siendo Bilbao, que hasta la inauguración del Guggenheim, en 1997, era una ciudad decadente que se caía del mapa y pasó a ser uno de los destinos más visitados de Europa.

    Buenos Aires es un claro ejemplo del valor agregado del patrimonio. La arquitectura de "la París de América del Sur" sigue siendo la primera razón para visitar la ciudad, con tours especializados en art déco, art nouveau y racionalismo. Por eso resulta clave controlar la piqueta. Que no prime el negocio inmobiliario sobre el respeto del patrimonio, porque lo que se tira abajo no tiene reposición. Algo que deberá tener en cuenta la Agencia de Administración de Bienes del Estado a la hora de definir el destino y el uso de lugares emblemáticos, como el Zoológico y el Tiro Federal.

    La gente viaja para caminar por la última cuadra palaciega de Buenos Aires: la avenida Alvear entre Rodríguez Peña y Montevideo. Una escala obligada y fondo preferido para la selfie es el Palacio Maguire, estilo tardovictoriano, con la reja perimetral en inútil combate con las raíces de un gigantesco gomero.

    Para entender el valor único del patrimonio, basta recordar la disputa desatada por el Palacio Duhau. Lo quiso comprar Juan Navarro, entonces mandamás del fondo de inversión The Exxel Group; fue adquirido por el empresario Julio Vicente Raele, mano derecha de Lorenzo Miguel, y, finalmente, quedó en manos de su actual dueño, el empresario Juan Scalesciani, quien le dio destino hotelero con la marca Park Hyatt.

    El último barrio porteño, Puerto Madero, meca de los grandes desarrolladores, ya tiene algunas joyitas patrimoniales, como son el puente de Calatrava, el edificio de César Pelli para YPF y el de Rafael Viñoly para la Colección Fortabat. La última gran iniciativa en la ciudad de Buenos Aires tiene los ingredientes de un leading case. Palacio Paz siglo XXI se llama el proyecto de la desarrolladora RED que transformará el obsoleto gimnasio del Círculo Militar, sobre Esmeralda, en un sinuoso edificio diseñado por Richter-Dahl Rocha para conectar, a través del jardín palaciego, la calle esmeralda con la plaza San Martín. Una modalidad que puede ser la llave del mandala para salvar el patrimonio. Sin que se altere la identidad, el edificio del siglo XXI "financiará" el palacio construido por encargo de José C. Paz a fines del siglo XIX, cuando el fundador del diario La Prensa soñaba con ser presidente de la República.

  • Construyen un edificio moderno en el Palacio Paz de Plaza San Martín.

    27.09.2016         MÁS INFO

    Miguel Jurado - Clarín - 27 de septiembre de 2016.

    Tres dimensiones. Ocupará los fondos del terreno con salida a la calle Esmeralda. En el histórico Palacio de 1914 funciona el Círculo Militar, fue diseñado en Francia y copia a un sector del Museo del Louvre.

  • Avances de obra

    20.09.2016